Ateo japonés muestra radical cambio tras conocer a Cristo y comenzar plantación de iglesias

Por vidanuevaradio Mar 24, 2024

El japonés Masa Morishita y su testimonio refleja el cambio significativo que experimentó en su vida tras su encuentro con Jesús. Anteriormente ateo y envuelto en actividades delictivas, su experiencia con Dios lo impulsó a dedicarse por completo al ministerio.

En la actualidad, Masa ejerce como pastor y se encarga de establecer nuevas iglesias en Tokio, Japón.

Masa recuerda que en el pasado rechazaba a Jesús cada vez que alguien mencionaba su nombre, ya que vivía inmerso en el lado más negativo de su país.

“No me gustaba cuando la gente compartía el Evangelio conmigo. Simplemente vivía mintiendo, engañando, robando”, reveló.


“Yo era ateo, no creía en ningún Dios y, de hecho, estaba involucrado en negocios criminales. Era un estafador, robaba y gastaba dinero sólo en cosas vacías. Caminé y desperdicié todo el dinero que le robé a la gente. Entonces viví así y quedé completamente destruido”
, añadió.

Masa cuenta que su madre fue la primera en creer en la familia. En ese momento, él estaba cerca de ella porque acababa de divorciarse.

“Mi madre estaba desconsolada y pensé que era bueno para ella ir a la iglesia y creer en algún tipo de religión porque las religiones no son malas. Eso creía yo, pero eso no era para mí”, recordó.

A pesar de no creer en la religión y sentir que asistir a la iglesia era una pérdida de tiempo, Masa siguió acompañando a su madre por su apoyo. Inesperadamente, una misionera estadounidense se acercó a él y expresó su deseo de orar por él, lo cual le dejó impactado.

A pesar de su escepticismo, la experiencia lo hizo reflexionar sobre su actitud hacia la religión y Dios.

“No esperaba nada porque mi madre siempre estaba orando por mí. Le dije: ‘Siéntete libre de orar por mí, siempre y cuando no me cobres nada, puedes orar por mí’. Y luego, cuando ella oró por mí, en ese momento mi corazón se llenó de este amor de Dios, el amor que no puedo explicar, el amor que nunca había experimentado con la gente”, contó.

“Y estaba tan abrumado que lloraba profusamente. Ni siquiera podía levantarme. Estuve en el suelo temblando durante 30 minutos. Y ese fue el momento en que escuché la voz de Dios. Me dijo hijo mío, te amo. Quiero usar tu vida para la Cosecha en Asia”, añadió.

Después de una serie de encuentros con extraños que le hablaban en nombre de Dios, Masa finalmente entendió que Dios lo estaba persiguiendo y decidió entregarle su vida. Aunque no sabía qué hacer ni a dónde ir, finalmente decidió prepararse para la Gran Cosecha después de escuchar la voz de Dios que le decía que se preparara.

A pesar de las dificultades y la falta de conocimiento sobre la iglesia y la formación bíblica, Masa siguió adelante con fe y finalmente se trasladó a California para estudiar teología y recibir formación ministerial.

A través de la lectura de un libro sobre la intervención divina en la Tierra, Masa encontró sentido a sus experiencias y decidió profundizar su relación con Dios. A pesar de las dudas y confusiones iniciales, su madre lo apoyó en su camino de conversión y búsqueda espiritual. Con determinación y fe, Masa logró superar las dificultades para finalmente cumplir con la vocación que Dios le había revelado, transformando su vida y su propósito.

Después de graduarse de la escuela ministerial, Masa conoció a su esposa, quien compartía su mismo corazón y visión para Asia. Juntos viajaron por el continente, participando en misiones y evangelizando. Finalmente, se sintieron llamados a regresar a Tokio, donde iniciaron una iglesia y un movimiento de fe que ha crecido incluso durante la pandemia.

Durante este tiempo, la iglesia ha experimentado un crecimiento sorprendente y ahora se encuentran en planes de expansión, con la visión de plantar iglesias en diferentes ciudades de Asia. También ofrecen una Escuela Ministerial con el objetivo de formar líderes dedicados que lleven el Evangelio con valentía y compromiso en todo el mundo.

Su deseo es ser un catalizador para el avivamiento espiritual en Asia y Japón, llevando la luz de Cristo a cada rincón del continente

Related Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *